jueves , diciembre 5 2019

Entrevista a Hernán Caputto: «Me esfuerzo en entregar mucho más, porque la situación lo amerita» 

Por: Ignacio Salinas.

Hernán Caputto (Buenos Aires, 06 de octubre de 1974) es de esas personas que no pueden vivir sin el fútbol. Y no por el hecho de estar en esta actividad, sino porque desde chico fue un futbolero que vibraba con cada partido que veía por TV o en la cancha en su natal Argentina.

Decidió tempranamente que la pelota sería su compañera de toda la vida, pese a un paso por el básquetbol, otra pasión del estratega. Por eso, cuando tiene que hablar de fútbol lo hace con entrega máxima, no le importa que le hayan dado solo diez minutos para esta entrevista. Se pasa y lo disfruta, no es un problema. No contesta apurado, piensa cada respuesta y se explaya con claridad.

Ad portas de un partido trascendental para el futuro de Universidad de Chile, el DT azul cuenta cómo ha sido esta experiencia, llegada repentinamente, de dirigir por primera vez a un equipo profesional. Pero antes, hay que comenzar por los orígenes del hombre que quiere hacer historia grande en el cuadro azul.

¿Cómo nació su pasión por el fútbol?

“Jugué básquet desde los 5 hasta los 13 años, y después me dediqué al fútbol. Me vieron en una escuela de Buenos Aries y así me inicié. Me probé en un equipo de River, donde me buscaron y luego hice las inferiores en Platense. Después paso a Tigre, donde jugué en Primera. A los 21 años me vine a Chile, donde hice casi toda mi carrera”.

¿Qué es lo que más valora de su carrera futbolística?

“Fue de mucho esfuerzo. Vivía muy lejos de donde están todos los equipos, así que debía viajar tres o cuatro horas en bus, además de estudiar, porque mis padres me obligaron a hacerlo, lo que me parecía extraordinario. Me levantaba a las 7, a las 12 me retiraban del colegio, viajaba y volvía a la 1 de la mañana a mi casa”.

¿De qué sirvió eso?

“Todo esfuerzo trae recompensas. Uno siempre sueña con ser jugador de fútbol profesional. Para mí no fue fácil, pero a corta edad pude jugar, y mantenerme mucho tiempo en Primera División, casi hasta los 38 años. Me entregué y encontré mi profesión”.

  • Los referentes y la decisión de ser entrenador

¿Qué entrenadores han marcado su carrera u observó para tratar de sacar cosas de ellos?

“Hugo Tocalli y Arturo Salah. Ellos fueron quienes me inculcaron el ser entrenador”.

¿En qué momento nació el “bichito” de querer ponerse el buzo de DT?

“Temprano. A los 32 años hice el curso de entrenador de arqueros, el primero que hice. Y después tuve la suerte de tener a Arturo Salah como técnico. El me guió viendo algunas características mías para poder entrenar y hacer el curso de entrenador”.

¿Cómo fueron sus inicios en esta nueva carrera de entrenador?

“En las mañanas era jugador y en las tardes iba a entrenar a los jóvenes. Me pasó en la U y Huachipato, en mis últimos cuatro años. Así lo hice, y después tuve la opción de entrar a la Selección, donde estuve mucho tiempo con entrenadores que tuvieron cierta carrera como Roberto Hernández y Fernando Carvallo”.

¿Cómo puede definir su paso por las selecciones chilenas juveniles?

“Generé mi carrera. Pude entrenar la Sub 15 y después a la Sub 17, siempre con convicciones y con cosas importantes. Pudimos hacer que dos generaciones estuviesen en un Mundial. Ahora habrá una tercera que juega dentro de poco. Conocí mucho a los jóvenes”.

¿Qué diferencias existen entre entrenar a los jóvenes y los profesionales?

“Uno se prepara para ser entrenador. Tiene matices y uno va forjando su propia identidad, entonces lógicamente hay diferencias, pero me tocó formarme en un fútbol joven muy competitivo (Selección). Te hace estar al máximo en las capacidades y no dejar nada al azar. Pero las oportunidades llegan y hay que estar preparado”.

  • Universidad de Chile: “Llegué a un club que quiero mucho”

Preparado como para cuando llegan chances como la de Universidad de Chile.  

“Encontré una oportunidad porque se dio, llegué a un club que quiero mucho, y quiero mejorar cosas que yo creo que benefician al club. Luego, en el fútbol profesional se dio la opción de dirigir y si tengo que dar una mano en lo que pueda al club, lo hago feliz”.

¿Cómo calificar todo lo que ha tenido que vivir desde que llegó?

“Estoy contento. Me gusta muchísimo estar en el club. Me motiva estar acá y poder contribuir cada día en poder entregar mis capacidades y seguir aprendiendo. Por otro lo que más ansío es que las cosas vayan mejorando y que estemos bien lo antes posible”.

¿Se siente cómodo con el trabajo que está haciendo?

“Me estoy entregando lo máximo. Me esfuerzo en entregar mucho más, porque la situación lo amerita. Todos tenemos que entregar un poco más de lo que damos, porque aún estamos en situación que nos incomoda. Cada día buscamos más posibilidades para estar mejor.

¿Cómo afronta el momento del club?

“Hay que ser realista y esta es una situación que padecemos hace nueve meses, no es de hoy. Lamentablemente, no es lo que acostumbra el club, principalmente en sus últimos años de historia. Para atrás, siempre ha sido de esfuerzo, de lucha, de años sin ganar torneos, pero tenemos que ser capaces, estar juntos como club, y con la gente, que siempre ha sido extraordinaria con el equipo. Necesitamos a los hinchas, necesitamos su apoyo, porque es muy importante”.

¿De qué manera afrontan los jugadores esta campaña y la recta final?

“Ellos son los primeros que quieren salir de esta situación, pero no es fácil, para nadie es fácil. Pero cuando estamos en el campo de juego y en los entrenamientos de la semana, los jugadores se entregan al máximo. Tienen clara la situación en la que estamos, pero saben que cada fin de semana tenemos la oportunidad de poder salir adelante. Lo afrontamos así. Los tres puntos es lo que más necesitamos hoy en día.

El Superclásico está a la vuelta de la esquina. ¿Es tema antes de un partido tan relevante como el de Palestino?

“Primero quiero pensar en Palestino, el foco general debe estar ahí. Luego viene el Superclásico y quiero pensar en eso junto a todos, porque es algo que paraliza el país y que también nos interesa, pero antes tenemos a Palestino, que es un partido de suma importancia”.

¿Puede dar una definición sobre su estilo de juego?

“Nos gustan los equipos protagonistas, intensos. Vamos a buscar los partidos, necesitamos tener el balón, pero cuando no lo tenemos debemos ser agresivos para recuperar. Es parte de lo que también identifica a la gente y me identifica a mí”.

  • Caputto en su lado más íntimo

¿Cómo lidia su familia con que usted sea el técnico de Universidad de Chile?

“Mi señora me conoce de toda la vida. Pololeamos desde que ella tenía 13 años y yo 14, sabe cómo soy. Mis hijos crecieron viéndome como jugador, y ahora como entrenador. Lidiaron con la exposición cuando estuve en la Selección, que es grande. Lógicamente no es la misma que ser entrenador de la U, pero ya lo conocen”.

¿A sus hijos les gusta el fútbol?

“Lo disfrutan, sufren como todos, porque son hinchas de Universidad de Chile, fanáticos. Es lo que le pasa a cualquier niño. Cuando estuve aquí como jugador, en vez de mirar los partidos miraban la barra todo el tiempo, entonces se enamoran, es la pasión que sienten. Son mis hijos, pero quieren más que nadie que ganemos”.

¿A qué se dedica en sus tiempos libres?

“Estoy casi todo el tiempo en el club. Llego temprano y me voy medio tarde porque me gusta estar en todos los detalles. Pero también disfruto estar con mi familia y poder hacer algún deporte, pero principalmente aprovecho esos espacios con mis hijos conversando. Son cortos esos momentos, pero los aprovecho”.

¿Le gustan las series o películas?

Sí, he visto varias, como La Casa De Papel, El Marginal. Ese tiempo me gusta aprovecharlo con mi señora para compartir. No somos tan fanáticos, pero cuando tengo el espacio, las vemos”.

¿Música preferida?

Me gusta el Rock en general, en español o inglés. Principalmente Rolling Stones, La Beriso, Enanitos Verdes, algunas cosas de mi época. Ahí me saco el carnet (risas)”.

¿Comida típica chilena preferida?

“Me gusta mucho la cazuela, me críe en el sur cuando llegue a Chile. Viví en Osorno y Puerto Montt, entonces aprovechábamos para sacarnos el frío con eso”.

¿Algún referente como entrenador que tenga del fútbol mundial?

“Veo muchos entrenadores en la actualidad como Jurgen Klopp, Mourinho, Simeone, Guardiola. Al final, uno genera su propia identidad, pero como dije anteriormente, los que me marcaron en cuanto a principios o parte de la identidad, fueron Tocalli y Salah. Ellos me dieron la referencia, pero uno saca un poco de todos”.

 Si hubiese podido botar en los premios “The Best”, ¿Cuáles habrían sido sus preferencias?

“Creo que Klopp es un entrenador que lleva un tiempo con merecimientos y era importante que genere ese reconocimiento. Y como jugador, lo que provocan Cristiano Ronaldo y Messi es una superioridad gigantesca hacia muchos jugadores. Que no tengan un buen año, no significa que no estén dentro de los mejores. No me gustan los momentos, me gustan las etapas”.

Revisa también

Ángelo Henríquez y su desafío con la U: «Quiero sobrepasar mis límites»

Un retorno soñado tuvo el canterano azul al equipo de sus amores. El delantero volvió …