domingo , julio 12 2020

Pelusso: Ahora solamente quedan los buenos

La primera meta ya se cumplió. Universidad de Chile se convirtió con holgura en uno de los 16 mejores equipos de la Copa Libertadores y, además, marcha puntero en la competencia local.
Quizás es el momento justo para una evaluación de la campaña. Pero no lo piensa así el técnico Gerardo Pelusso. “No es el tiempo para hacer esos análisis. Estamos en el momento de seguir adelante y no detenerse. Ahora tenemos el partido con Católica y, como ya estamos clasificados, después viene Colo Colo y el primer juego de los octavos de final. Acá en lo único que hay que pensar es en el próximo partido y en nada más”, comenta el uruguayo.

—En ese sentido se avecinan dos clásicos en menos de una semana. ¿Cómo los enfrentará?

“Los clásicos siempre son especiales en un cuadro grande, pero ahora el que realmente importa es el partido con Colo Colo. Contra Católica ya no lo es tanto porque estamos clasificados y ellos están esperando un milagro. Con Colo Colo es distinto porque son nuestros perseguidores en el campeonato y se van a jugar todo por disminuir la diferencia. Y nosotros haremos lo mismo para
aumentar esa distancia”.

—¿Se imaginaba que clasificaría con tanta comodidad a los octavos de final?

“Pensé que iba a ser más parejo el grupo, pero como siempre en el fútbol la última palabra la tiene la cancha. Flamengo era lo que yo creía, un cuadro que salió campeón de Brasil y con individualidades muy importantes. Sin embargo, también sabía que era un equipo con muchas complicaciones internas. Y Caracas, salvo por el último partido frente a nosotros, jugó bien y debió haber sumado más puntos”.

—¿Se ilusiona con algo más en la Libertadores? ¿Se han trazado un nuevo objetivo?

“Para mí la Copa Libertadores es un paso a paso. Los equipos que se han preparado para ganarla antes de jugarla han quedado eliminados muy rápido. Por ejemplo, hace dos años, River Plate invirtió 25 millones de dólares y quedó fuera en la primera fase. Lo mismo le pasó a San Lorenzo el año pasado. Por el contrario, Estudiantes de La Plata jugó la fase preliminar y estuvo a un minuto de quedar eliminado con Sporting Cristal. Pero ese Estudiantes se fue fortaleciendo mientras avanzaba y al final logró campeonar. Lo mismo pasó con la Liga de Quito. ¡Si nadie la daba como ganadora hace dos años! Pero esos son los equipos que se quedan con la Copa, los que se preparan en el día a día, casi en silencio, y que en el momento de las definiciones están bien”.

—¿Cómo se proyecta respecto de los eventuales rivales? ¿Ve a la Universidad de Chile como un equipo que podría seguir dando pasos?

“Por supuesto y esa es nuestra ilusión. Pero acá están los mejores. En este momento te puede eliminar cualquiera y tú puedes eliminar a cualquiera. Ahora solamente quedan los buenos. Así que para llegar más arriba tenemos que pensar en el rival
que nos toca y tratar de eliminarlo. Ésa es nuestra mentalidad”.

—Si bien está viviendo un gran momento en lo deportivo, también ha tenido dificultades. ¿Cómo ha enfrentado el tema de la falta de estadio, el hecho de jugar tanto fuera de Santiago?

“Nosotros nos mentalizamos para eso, porque sabíamos que iba a ser así. Cuando empezamos teníamos claro que no íbamos a tener un estadio e inclusive aquí en el Caracol Azul nosotros estábamos desalojados. Sabemos que estamos en un momento de transición.
¿Dónde nos toca jugar el domingo? ¿En Coquimbo? Bueno, tenemos que ir, tratar de ganar y devolvernos. ¿Y ahora donde jugamos? ¿En Sausalito? Lo mismo. Allá vamos, ganamos y volvemos. Sin quejas ni una mala cara. Estamos preparados para la guerra”.

Revisa también

Ángelo Henríquez y su desafío con la U: «Quiero sobrepasar mis límites»

Un retorno soñado tuvo el canterano azul al equipo de sus amores. El delantero volvió …