miércoles , agosto 21 2019

Los goleadores que construyeron la historia azul en los Superclásicos

Repasamos a los máximos anotadores de Universidad de Chile contra Colo-Colo. Uno de los jugadores del actual plantel destaca en el listado. 

224 son los goles que le ha convertido Universidad de Chile a Colo-Colo en los 180 partidos que se han disputado de manera oficial por Campeonatos Nacionales de Primera División. Una cantidad de conquistas que suma un cúmulo de jugadores que quedaron en la historia por haberle anotado el tradicional rival.  Como no podía ser de otra manera, el máximo artillero universitario es el “Tanque”, Carlos Campos. Sus números son sencillamente impresionantes, pues en 20 compromisos convirtió nada menos que 16 goles, obteniendo un promedio de 0,7 conquistas por compromiso. 

Un poco más atrás lo sigue otro histórico integrante de la época del “Ballet Azul”. Leonel Sánchez hizo 13 goles en 33 partidos vistiendo la camiseta universitaria ante Colo-Colo. El podio lo completa el gran Rubén Marcos, que hizo nueve tantos en 16 clásicos.  Quien sigue en la tabla es uno de los goleadores contemporáneos: Diego Rivarola. “Gokú” se ganó su condición de ídolo de la “U”, precisamente por sus goles contra el cuadro albo. En 13 partidos, hizo siete goles, las mismas que Jorge “Lulo” Socías, quien llegó a esta cifra en 26 partidos. 

Pedro “Heidi” González también está entre los goleadores históricos de la “U” en los “Superclásicos”. El múltiple campeón con Universidad de Chile hizo cinco goles, en once partidos. A la misma cantidad llegó Jorge Américo Spedaletti. 

Del actual plantel, el que más veces le ha marcado a Colo-Colo es Matías Rodríguez, con tres. Lo sigue Sebastián Ubilla con uno, siendo ambos los únicos que han convertido entre los jugadores que actualmente defienden al “Romántico Viajero” 

Comentarios

comentarios

Revisa también

A mantener viva la esperanza

El elenco azul llega motivado a este partido, con la opción real de poder obtener un cupo para la próxima Copa Libertadores y, por qué no, pelear el título hasta la última fecha.