sábado , diciembre 14 2019

¡Fue contra la UC! El debut de una campaña que rozó la gloria

Una victoria en el “Clásico Universitario” dio comienzo a la legendaria campaña de la Copa Libertadores de 1996.

La campaña de la Copa Libertadores 1996 es, sin lugar a duda, una de las más recordadas de Universidad de Chile a nivel internacional. La escuadra adiestrada por Miguel Ángel Russo estuvo a un paso de llegar a la final del certamen continental por primera vez en su historia. Un polémico duelo ante River Plate fue el único impedimento para que los Azules llegaran a esa definición.

En la primera fase de aquella edición del certamen, la “U” debió enfrentarse a Universidad Católica, cuadro al que por segunda año consecutivo le había arrebatado el título del Campeonato Nacional. Por lo mismo, había mucha expectativa por ese duelo entre los dos mejores elencos del certamen nacional. Más aún cuando para los Azules también era una revancha, ya que el año anterior, en partido de desempate, los cruzados ganaron, dejando en el camino al campeón, para avanzar a la siguiente fase.

En ese debut, Universidad de Chile dio pruebas claras del nivel que llegaría a mostrar y que la ubicaría en semifinales de la Copa Libertadores. En un cotejo presenciado por cerca de 30 mil personas en el Estadio Nacional, la “U” fue capaz de marcar diferencias tempranamente.

A los 28’ Cristián Traverso, aprovechó un rebote en el área rival para con un violento derechazo poner el 1-0. Solo seis minutos más tarde, una gran acción colectiva encabezada por el zaguero trasandino, culminó con Esteban Valencia habilitando de gran manera a Marcelo Salas para poner el 2-0. A la postre, ese sería el marcador final del partido.

La “U” jugó este duelo con Aníbal Pinto; Cristián Castañeda, Ronald Fuentes, Cristián Traverso, Miguel Ponce; Cristián Romero, Pablo Galdames, Esteban Valencia, Leonardo Rodríguez; Rodrigo Goldberg y Marcelo Salas.

Revisa también

Por una nueva alegría para nuestra gente

El ‘Equipo Mágico’ no conoce de derrotas en la segunda rueda y espera vencer a su clásico rival para empezar a soñar con meterse a un torneo internacional para la temporada que viene.