[ENTREVISTA] Carlos Campos: La leyenda viviente que llevó a la U a la gloria

El inolvidable “Tanque” recordó sus años dorados como goleador de la época más gloriosa de la institución, el Ballet Azul.

in duda que la década del ‘60 marcó un antes y un después en la historia del Club Universidad de Chile, es por esto que en el marco de la semana del Ballet Azul, uno de los más grandes ídolos de la institución, Carlos Campos, no se quiso quedar fuera y recordó la mágica etapa.

¿Qué significa para usted haber sido parte del Ballet Azul?

“Sin duda que es motivo de emoción y alegría el haber vestido la camiseta de la U y más poder participar en una época tan linda como lo fue el Ballet Azul. Es algo impagable que después de tantos años la institución se acuerde de nosotros”.

¿Qué recuerdos tiene de ese tiempo?

“Fue una época inolvidable en la que ganamos todo, quizá nos faltó el tema de la Libertadores, pero en el campeonato era una cosa extraordinaria ver cómo el equipo pasaba por arriba de todos los rivales. Se ganaron seis títulos inolvidables junto a un grupo humano”.

El campeonato que más recuerda es…

“Todos los títulos son muy significativos y bienvenidos, pero creo que la etapa de 1962 a 1965 es especial por el espectáculo que daba el equipo y porque ganamos tres torneos de forma muy seguida. Todo se coronó con los títulos de 1967 y 1969, al año siguiente me retiré con la satisfacción de haber estado en el mejor equipo de la historia de Chile”.

¿Qué marcó la diferencia de este equipo?

“El gran mérito de nuestra generación es que éramos puros jugadores formados en casa. Quizá un par de incrustaciones del extranjero, pero en su mayoría canteranos que sentían de una forma especial la camiseta”.

¿La unión de grupo se refleja hasta hoy?

“Permanentemente nos juntamos con los ex compañeros y ahora tenemos la posibilidad de vernos más seguido con la iniciativa que tiene el club de reunirnos. Siempre nos vemos con Navarro, Sánchez, Araya, Musso y otros más. Ahora con la creación del CDA tenemos una casa donde llegar”.

¿Y qué opinión le merece la hinchada de ese tiempo en comparación con la de hoy?

“En ese tiempo la componían en su mayoría los socios, estudiantes y funcionarios de la Universidad. Ellos tenían entradas y llenaban la galería, era una cosa muy linda. De todas formas hoy la mística se mantiene y la U es el único equipo que no necesita jugar con visita porque siempre llenan el estadio. Es muy normal ver a 40 mil hinchas azules en cada partido de local”.

¿La gente lo sigue recordando?

“En todos lados se siente el cariño de los hinchas y el reconocimiento. Es muy enriquecedor caminar por las calles de Providencia o del Centro y que la gente te salude. Es algo muy lindo”.

Una sobre actualidad,  ¿cómo ve al equipo de cara a la recta final del Transición?

“Está muy reñida la lucha, pero ojalá podamos conseguir el bicampeonato. No sé si el equipo pasa por su mejor momento, pero si no se gana con fútbol la U saca lo otro que no lo tienen el resto de los equipos: La garra, el corazón, la mística y la alegría que genera vestir la camiseta azul”

¿Qué cambio ve que se podría realizar en el club a futuro?

“La verdad es que a nivel administrativo las cosas se están haciendo muy bien. El presidente es conocido por todos y sabemos el amor que le tiene a estos colores. Desde chico que asistía al estadio y eso se agradece. La creación del Centro Deportivo Azul también es una cosa fantástica que tanto los jugadores nuevos como los más viejos disfrutamos. Lo importante sería aprovechar las condiciones y el gran complejo con el que contamos para potenciar precisamente el Fútbol Formativo. Han salido importantes jugadores, pero sería soñado ver a un equipo campeón con muchos canteranos entre sus filas como alguna vez lo logramos nosotros con el Ballet Azul, pero en general da gusto ver el crecimiento positivo de la institución”

Comentarios

comentarios

Revisa también

Esperando conocer los rivales de la Copa Libertadores 2018

El miércoles 20 de diciembre Universidad de Chile conocerá su grupo en la próxima edición …