martes , septiembre 25 2018

Ángelo Araos: Los desconocidos inicios del nuevo crack azul

Un humilde Ángelo Araos contó cómo se transformó en futbolista profesional y confesó sus sueños con la camiseta azul.

Puntual, tímido y algo preocupado llegó Ángelo Araos a la sala de prensa del Centro Deportivo Azul para tener su primera entrevista exclusiva con el diario oficial del club, a quien confesó los aspectos más íntimos de su vida y su alegría por llegar a un equipo como Universidad de Chile.

El ex Deportes Antofagasta, a sus 21 años, comentó cómo forjó su carrera hasta llegar a Universidad de Chile, recordando sus dificultosos inicios en el cuadro nortino, pero donde con trabajo y esfuerzo logró brillar para estar hoy en el equipo más grande de Chile.

Sus comienzos en el fútbol
¿Cómo era tu vida antes de tu vertiginoso crecimiento en el fútbol?
“Era como la de un chico normal. Estudiaba con normalidad en el colegio durante las mañanas, luego tuve la oportunidad de probarme en Antofagasta y por suerte me dieron la chance de mostrarme y realizar una gran campaña”.

¿Cómo fue tu debut en el primer equipo?
“Después de seis meses tuve la posibilidad de llegar al primer equipo. Me subió Sergio Marchant y tuve la fortuna de poder debutar con Beñat San José, donde pude jugar seis partidos en esa temporada”.

¿Pero recién a los 19 años llegaste a Antofagasta?
“No, a los 19 llegué por segunda vez porque cuando era más chico también jugué en Antofagasta, pero como no anduve muy bien en cadetes y me fui como a los 15 años”.

¿Te desmotivaste con tu salida? 
“La verdad es que no, de Antofagasta pasé a jugar a un lugar que se llamaba Complejo Escondida. Ahí tenían gimnasio, buena infraestructura y te daban proteínas. La verdad es que funcionaba como un equipo profesional más dentro de la zona”.

¿Cómo te decidiste a volver en busca de una segunda oportunidad?
“Ya estando un buen tiempo en el Complejo Escondida me sentí con la confianza de volver a probarme en Antofagasta y por suerte se pudieron dar las cosas y pude jugar como te comenté anteriormente”.

Me dijiste que debutaste con Beñat San José ¿Qué opinión te merece el actual DT de Universidad Católica?
“Solo tengo buenos conceptos para su trabajo. Es un gran técnico y ahora lo está demostrando con Católica, donde ha obtenido muy buenos resultados en estas primeras fechas del campeonato”.

¿Y recuerdas el partido en el que debutaste por el primer equipo? 
“Si, son cosas que difícilmente se te pueden olvidar como jugador. La fecha exacta no la recuerdo bien, pero fue contra Universidad Católica. Tuve la oportunidad de entrar al minuto 79 y ganamos 2-1”.

¿Qué sentiste en esos momentos?
“Llevaba como cinco minutos en cancha y sentía que no podía ni correr, pero poco a poco comencé a tomar confianza y en una jugada saqué una pelota aérea y ayudé al equipo a mantener el resultado. Fue un debut soñado”.

¿Es importante el apoyo de tu círculo cercano cuando empiezas una carrera en el fútbol?
“De todas maneras. Mi familia, mi mujer y mi hija son pilares no solo en mi carrera, en mi vida también. Son los que siempre me están dando apoyo y están ahí en los buenos y malos momentos. Siempre tienen la palabra indicada”.

¿Y ahora con quién te viniste a Santiago?
“Mis padres están en Antofagasta y me vine a Santiago con mi mujer y mi hija que recién cumplió dos años, pero permanentemente estoy en contacto con mis papás”.

Llegada a la U
¿Cómo vivías la espera mientras en Universidad de Chile negociaban tu pase?
“Mi representante me mantenía al tanto de todo, pero la verdad es que yo prefería no creerlo. No lo tomaba muy en serio porque era un verdadero sueño y no quería terminar decepcionado, pero finalmente se pudo dar y hoy estoy acá cumpliendo ese sueño”.

¿Cómo lo tomó tu familia?
“Al principio no le quería comentar a nadie, pero igual se comenzaron a enterar por las cosas que salían en la prensa, así que finalmente lo conversamos y fue una gran noticia cuando todo se concretó. Para ser sincero, hasta el día de hoy no creo todo lo que estoy viviendo”.

¿Y qué tal los primeros meses? 
“La verdad es que todavía debo adaptarme a Santiago que es una ciudad muy grande, pero por suerte tengo el apoyo de la institución y de mis propios compañeros, quienes me han recibido de gran manera. No tengo nada que decir en este sentido”.

Además de llegar a Santiago, lo haces vistiendo la camiseta de un grande como la U ¿Se siente la presión?
“Llegar desde Antofagasta a Universidad de Chile fue un salto muy brusco porque es el primer equipo en el que juego fuera de la ciudad, pero lo tomo con responsabilidad, seriedad y con las ansias de hacer las cosas bien”.

¿Qué diferencias encontraste entre Deportes Antofagasta y Universidad de Chile?
“Es todo muy distinto. No es por desmerecer a Antofagasta, pero este equipo tiene cosas muy diferentes que no me esperaba. Hay unas instalaciones de primer nivel y como te dije en un principio, mis compañeros se han portado excelente conmigo y me han dado mucha confianza”.

¿Te recibieron bien en el camarín?
“Así es. Son todos muy simpáticos, me respaldan y dan recomendaciones para poder aprovechar lo mejor posible mis condiciones para ser un aporte en el equipo y para mis compañeros”.

¿Con qué jugadores tienes más cercanía?
“Todos en general, pero tenemos un grupo en el que nos juntamos los más chicos. Ahí estamos con Yerkito Leiva, el Nico Guerra, Francisco Arancibia, Iván Rozas, Felipe Saavedra. Con los más jóvenes son con los que mejor me llevo”.

¿Y los más grandes?
“No nos juntamos mucho en el día a día, pero me han ayudado muchísimo, siempre están preocupados y dándome un consejo. Pizarro, Beausejour y Jara son los que permanentemente te entregan una palabra y te transmiten sus experiencias tanto en lo futbolístico como en cosas personales del día a día”.

Pensaste algún día compartir equipo con figuras como Herrera, Jara, Pizarro y Beausejour?
“Jamás imaginé tener la posibilidad de estar en un camarín con ellos. Yo los veía por la tele junto a mi familia en Antofagasta cuando hacíamos asados para ver a la selección chilena. Ahora estar con ellos es algo maravilloso y que me pone muy contento”.

¿Cómo viviste tu debut con la camiseta azul?
“Me sentí muy bien en el primer partido y creo que poco a poco voy adquiriendo confianza porque lo único que quiero es retribuir todo lo que me han entregado en tan poco tiempo. Desde que jugué el primer partido me propuse tratar de no salir más del once inicial”.

Enfocado en la Libertadores
Tu evaluación de tu primer partido en Copa Libertadores
“Contra Vasco nunca pensé que tendría la posibilidad de jugar y gracias a Dios me salieron las cosas bien a mí y al equipo”.

Me imagino que el gol contra Vasco es el más significativo de tu carrera ¿o no?
“Si claro. Es el gol más importante e histórico que he marcado y pese a que todavía soy chico, será difícil poder volver a repetir un gol que tenga tanta importancia en lo personal y para el equipo”.

¿Sientes el apoyo de Guillermo Hoyos?
“La confianza que te entrega el entrenador y los compañeros son muy importantes. El técnico es muy cercano y siempre está pendiente de todos nosotros. Busca que tanto los que juegan como los que no, se sientan cómodos y a gusto”.

¿Cómo evalúas el grupo y una posible clasificación?
“El grupo de nosotros está súper complicado. Se puede ganar o perder contra cualquier equipo porque el nivel está muy parejo. Antes nos veían como los más débiles, pero hemos demostrado que podemos estar a la altura. Tenemos un grupo increíble y todos estamos remando para el mismo lado y con un mismo objetivo en mente, que es pasar a la siguiente fase de la copa. Hemos demostrado que tenemos herramientas para pasar y así seguiremos hasta el último partido”.

Admiración por la hinchada y dedicación a su nueva casa
¿Alguna opinión sobre la fanaticada azul?
“Es una cosa absolutamente impresionante. Nunca había jugado con tanta gente y es algo que realmente emociona”.

¿Qué se siente estar jugando a estadio lleno y con el permanente apoyo de los hinchas?
“La sensación de jugar siempre con 35 mil personas es algo que no se puede explicar con palabras. Cuando estás cansado y escuchas al público, automáticamente te recargas de energías. Es verdad cuando se dice que la hinchada es el jugador 12. Contra Racing sentí que el público rugía”.

¿Qué es para ti hoy Universidad de Chile?
“Hoy la U significa mi familia y mi casa. El equipo al que me debo al 100% y el que el día de mañana me puede entregar un buen futuro. Estoy feliz y muy tranquilo. Espero ir de menos a más y ganándome la confianza porque siento que todavía me falta en ese sentido”.

¿Cuáles son tus pretensiones a futuro?
“Hoy miro solamente a Universidad de Chile. Mi sueño es salir campeón y ojalá de la Libertadores. No sé si eso se podrá, pero lucharemos y daré mi máximo esfuerzo para que se pueda. Esos son mis nuevos sueños porque con mi llegada a la U ya estoy cumpliendo uno”.

Pero haciendo un poco de ficción ¿Dónde te imaginas en algunos años?
“Si las cosas andan bien y logro consolidar mi carrera aquí, me gustaría jugar en Argentina o en Brasil”

Comentarios

comentarios

Revisa también

Semifinal: sinónimo de confianza

Universidad de Chile buscará derrotar a Palestino para seguir con chances de jugar la definición …